Mediadores

Una comunidad especialmente importante en el desarrollo de las actividades del C3 la conforman los copilotos, quienes reciben a los visitantes e interactúan con ellos. Que los guías del C3 se llamen “copilotos” es una declaración de principios: un copiloto acompaña un viaje sin liderarlo ni elegir la ruta por seguir, justamente porque se promueve la elección a cargo de los visitantes.

Los copilotos son estudiantes universitarios de disciplinas científicas, humanísticas, sociales y artísticas que, durante dos años, construyen su rol a través de herramientas de comunicación pública de la ciencia y educación en museos, desde de la participación en un programa de capacitación diseñado por el C3. Esta formación sistemática y continua ha atraído la atención de museos y centros de ciencias nacionales e internacionales.

El entrenamiento de los copilotos les da herramientas para que ellos sean facilitadores de la generación de nuevas preguntas en los visitantes y, así, colaborar en la búsqueda de las respuestas a través de los distintos dispositivos de las salas o los talleres. Las estrategias de comunicación de los copilotos fortalecen la percepción social y cultural de la ciencia y favorecen una experiencia altamente valorada por las personas.