Política educativa

El trabajo colaborativo del área educativa con el resto de los equipos es una línea de estrategia institucional y funciona también como un laboratorio donde se investiga, ensaya, prueba y reflexiona sobre la práctica educativa con los diversos públicos. Dentro de la política educativa, las visitas para los públicos representan un propósito fundamental: generan un espacio en donde la exploración y la experimentación dialogada estimulan el pensamiento científico y facilitan el acceso al mundo de la ciencia. Los visitantes no son meros consumidores de visitas sino comunidades activas, constructivas y creativas que generan significados propios en su acceso a la cultura científica. Su protagonismo es central. Los grupos son recibidos por los copilotos, quienes los acompañan para que puedan sentirse bienvenidos, asombrarse, formularse preguntas, cuestionar sus certezas, resolver misterios, realizar experimentos, participar de juegos. El juego implica probar cosas nuevas, relacionarse con otros, resolver acertijos, encarar desafíos, fomentar la colaboración. Los visitantes no son meros consumidores de visitas sino comunidades activas, constructivas y creativas que generan significados propios en su acceso a la cultura científica. Por año se establece contacto con cerca de 200 instituciones por ciclo escolar. A su vez, del total de alumnos que visitan el C3 un 40% provienen de escuelas que no son de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires revelando el gran interés y el alcance de la propuesta a nivel nacional.