Educación

Política educativa.

El trabajo colaborativo del área educativa con el resto de los equipos es una línea de estrategia institucional y funciona también como un laboratorio donde se investiga, ensaya, prueba y reflexiona sobre la práctica educativa con los diversos públicos. Dentro de la política educativa, las visitas para los públicos representan un propósito fundamental: generar un espacio en donde la exploración y la experimentación dialogada estimulan el pensamiento científico y facilitan el acceso al mundo de la ciencia.

Los visitantes no son meros consumidores de visitas sino comunidades activas, constructivas y creativas que generan significados propios en su acceso a la cultura científica. Su protagonismo es central. Los grupos son recibidos por los copilotos, quienes los acompañan para que puedan sentirse bienvenidos, asombrarse, formularse preguntas, cuestionar sus certezas, resolver misterios, realizar experimentos, participar de juegos. El juego implica probar cosas nuevas, relacionarse con otros, resolver acertijos, encarar desafíos, fomentar la colaboración.

Mediadores y Mediadoras.

Una comunidad especialmente importante en el desarrollo de las actividades del C3 la conforman los copilotos y copilotas, quienes reciben a los visitantes e interactúan con ellos. Que los guías del C3 se llamen “copilotos/as” es una declaración de principios: un copiloto o una copilota acompaña un viaje sin liderarlo ni elegir la ruta por seguir, justamente porque se promueve la elección a cargo de los visitantes.

Los copilotos y copilotas son estudiantes universitarios de disciplinas científicas, humanísticas, sociales y artísticas que, durante dos años, construyen su rol a través de herramientas de comunicación pública de la ciencia y educación en museos, desde de la participación en un programa de capacitación diseñado por el C3. Esta formación sistemática y continua ha atraído la atención de museos y centros de ciencias nacionales e internacionales.

El entrenamiento les da herramientas para que sean facilitadores de la generación de nuevas preguntas en el público visitante y, así, colaborar en la búsqueda de las respuestas a través de los distintos dispositivos de las salas o los talleres. Las estrategias de comunicación de los copilotos y las copilotas fortalecen la percepción social y cultural de la ciencia y favorecen una experiencia altamente valorada por las personas.

Actualmente, los y las estudiantes que participan de este programa de formación del C3 pertenecen a las siguientes universidades:

  • Universidad Nacional de Tres de Febrero.
  • Universidad Nacional de Quilmes.
  • Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Buenos Aires.

Consultas: Podés consultar en tu universidad o escribir a  contacto@ccciencia.gob.ar para mayor información

Docentes amigos.

La comunidad educativa incluye tanto a los alumnos como a los docentes como grupos naturales de visitantes, un público esencial concebido desde el origen del proyecto del C3. Por ello, se pensó en el concepto de “docentes amigos” que, junto a los profesionales del C3, planifican encuentros en donde la experiencia y el intercambio de saberes se traducen en la renovación periódica de itinerarios y actividades. Esta comunidad es el marco para desarrollar, probar, evaluar y validar visitas articuladas con el currículo escolar, porque no es lo mismo la opinión aislada de un docente que las ideas que surgen de un colectivo organizado en forma institucional. Así, se constituye como un espacio de aprendizaje permanente donde los docentes se convierten en co-creadores de las iniciativas trabajando junto al equipo educativo del C3. Estas nuevas propuestas visibilizan a los docentes durante las visitas y consideran la lógica real del aula y del C3. Las propuestas son probadas y compartidas con la intención de aportar materiales novedosos para la enseñanza de las ciencias.

Suscribite.

Recibí todas las novedades del C3 antes que nadie!

Seguinos.

Conectemos en las redes sociales y seguí viviendo la experiencia C3